Reserva visita

931 434 913

Clínica en Sabadell

Narcís Giralt, 15

Lunes a viernes

De 10h a 20h

Reserva visita
931 434 913

Clínica en Sabadell
Narcís Giralt, 15

Horario
L-V 10h a 20h

Cirugía
maxilofacial

Cirugía Maxilofacial Sabadell

La cirugía maxilofacial, consiste en la ESPECIALIDAD MÉDICA que se encarga de estudiar, prevenir, diagnosticar, rehabilitar y tratar los problemas vinculados a las estructuras anatómicas tanto del cráneo y la cabeza como del cuello y el rostro, al igual que de la cavidad oral, dientes y maxilares.

Estética Dental
Cirugía
maxilofacial

Cirugía Oral y Maxilofacial

Estética Dental

La cirugía maxilofacial, consiste en la ESPECIALIDAD MÉDICA que se encarga de estudiar, prevenir, diagnosticar, rehabilitar y tratar los problemas vinculados a las estructuras anatómicas tanto del cráneo y la cabeza como del cuello y el rostro, al igual que de la cavidad oral, dientes y maxilares.

Tanto el cirujano maxilofacial como el dentista coinciden en numerosas áreas de tratamiento; sin embargo y aparte de esto, es experto y pose múltiples conocimientos acerca de la cirugía maxilofacial y oral, donde se realizan injertos óseos, extracciones complejas y colocación de implantes dentales, etc.

De este modo, los profesionales que se especializan en cirugía maxilofacial cuentan con una formación donde se incluyen tanto conocimientos dentales como conocimientos quirúrgicos para el cuello y la cabeza, además de conocimientos en estética facial y anomalías dentofaciales, cirugía facial reconstructiva y oncología, cirugía ortognática, erupción dentaria y patologías de la articulación temporo mandibular (ATM), patología de glándulas salivares, rehabilitación con implantes dentales y reconstrucción ósea de maxilares.

Todo esto debido a que consiste en una especialidad médico-quirúrgica cuyo proceso de formación hospitalaria especializada dura alrededor de 5 años.

Así pues, los expertos en cirugía oral y maxilofacial tienen la capacidad de ofrecer a las personas una gran experiencia cuando se trata del diagnóstico y el tratamiento de cualquier problema asociado a la cavidad oral, la estructura facial y/o la cara.

Estética Dental

¿Cuándo se requiere de una cirugía Ortognática?

La cirugía maxilofacial suele ser precisa usualmente cuando se pretende resolver problemas estéticos y funcionales ocasionados como consecuencia de deformidades en el esqueleto facial, las cuales causan una mala posición y un inadecuado contacto entre las piezas dentales.

En numerosas ocasiones, el uso de una ortodoncia no ofrece una alternativa realmente efectiva para dichos problemas y es allí justamente cuando hay que optar por la cirugía maxilofacial.

De este modo, la cirugía ortognática, igualmente conocida como ortognática, ofrece una gran solución para numerosas personas que presentan problemas de maloclusión, al igual que para quienes tienen una inadecuada posición y/o descompensación en relación al tamaño de la mandíbula y el maxilar superior, causando un notorio desequilibrio en la apariencia facial. Es por eso que el principal objetivo de la cirugía maxilofacial consiste en ofrecer una adecuada estabilidad de la oclusión con el fin de que el paciente consiga una mayor estética y funcionalidad bucofacial.

¿Cuáles son las etapas que involucra la cirugía maxilofacial?

La cirugía maxilofacial se trata de un procedimiento que se encuentra divido en cuatro etapas, las cuales son mencionadas a continuación:

Se debe comenzar por realizar un diagnóstico puntual con el fin de poder planificar correctamente todo el proceso que vendrá después; cosa que es realizada conjuntamente por el ortodoncista y el cirujano maxilofacial.

Durante esta etapa se lleva a cabo un estudio facial, análisis de tejidos blandos, estudios de modelos, análisis tridimensional y radiografías, todo eso para poder evaluar adecuadamente aquellos rasgos que se deben modificar.

Supone la aplicación de una ortodoncia previa a la cirugía, la cual tiene como principal función el rectificar la inadecuada colocación de los dientes; esta etapa lleva alrededor de 18 meses y resulta ser esencial y necesaria.

Se trata de la etapa en la que el especialista se encarga de colocar apropiadamente la oclusión dental del paciente, para lo cual se utiliza anestesia general y en consecuencia, se requiere de una hospitalización breve.

Consiste en la última etapa de la cirugía maxilofacial, durante la cual el paciente presenta una inflamación en el área tratada, que posiblemente dure alrededor de 6 semanas o 6 meses, dicha fecha puede variar de acuerdo a la capacidad de recuperación con la que cuente cada paciente.

Resulta fundamental tomar en cuenta el mantenimiento que supone el tratamiento a largo plazo, por lo que es importante comenzar por una adecuada etapa a la hora de planificar, analizar y controlar cada uno de los aspectos con el fin de implementar el tratamiento y protocolo correctos, además de la colocación de una retención después del tratamiento que permita mantener la adecuada posición dental.

Estética Dental
Estética Dental

Bruxismo y ATM

El bruxismo consiste en una disfunción que afecta la articulación temporomandibular; la cual se encuentra en medio de la mandíbula y el hueso temporal con el propósito de permitir los movimientos de elevación y descenso, al igual que los desplazamientos laterales, posteriores y anteriores realizados por la mandíbula.

En realidad, consisten en dos articulaciones que se encuentran ubicadas a ambos lados de la cabeza, las cuales funcionan de forma sincronizada.

En la mayor parte de los casos, el bruxismo es causado por problemas de alineación, cuando las piezas dentales no encajan; sin embargo, existen otros casos donde se produce debido a un problema de postura, como resultado de inadecuados hábitos de sueño e incluso, por estrés.

Además, es posible que afecte a los niños. Sus síntomas suelen ser similares a los que producen los trastornos de ATM, los cuales consisten básicamente, en chirriar los dientes, dientes desgastados, dolores de cabeza, entre otros.

Para poder definir el tratamiento adecuado, es preciso conocer la causa del problema, ya que en ciertos casos suele tener origen psicológico y debe ser tratado por especialistas; sin embargo y al ser casos muy extremos suele recurrirse a la cirugía.

¿En qué consisten el trastornos de la articulación temporomandibular? ATM

Se tratan de trastornos que se presentan tanto en músculos como en la articulación temporomandibular, los cuales afectan en igual medida a los músculos y articulaciones que intervienen en la masticación y permiten que la mandíbula inferior se conecte con el cráneo.

Es posible que consista en dolor miofascial, el cual causa molestias alrededor de los músculos que se encargan de llevar a cabo la función de la mandíbula.

De igual modo, podría deberse a una asimetría o desarreglo de alguna de las articulaciones, provocado como consecuencia de lesiones del cóndilo, un disco desplazado y/o la mandíbula dislocada; asimismo, podría consistir en artritis, es decir, ser causado por un grupo de trastornos inflamatorios y degenerativos que se producen en las articulaciones y es posible que afecten las articulaciones temporomandibulares.

Esa es la razón por la cual una gran cantidad de personas que presentan bruxismo suelen padecer de dolores en el cuello y la cabeza frecuentemente, aparte de experimentar dolor en los músculos faciales y la mandíbula, por lo que la solución consiste en tratar y solventar los trastornos de ATM.

Estética Dental
Estética Dental

¿Qué trastornos de ATM se presentan con mayor frecuencia?

Varios de los síntomas asociados a los trastornos de ATM suelen ser generados como consecuencia del estrés físico sobre aquellas estructuras que se encuentran en torno a la articulación.

Dichas estructuras se caracterizan por abarcar el disco cartilaginoso no solo en los músculos y articulaciones de la mandíbula, sino también del cuello y la cara, al igual que los nervios, vasos sanguíneos y los ligamentos cercanos a los dientes.

Varias de las causas más comunes son:

Mala mordida y/o el uso de dispositivos ortodóncicos

El rechinamiento de los dientes, conocido como bruxismo o el estrés. Asimismo y para ciertos pacientes, el estrés vinculado a dichos trastornos podría generarse como resultado del dolor y no se trata realmente del origen del problema.

Es igualmente posible que la mala postura sea un importante factor dentro de los síntomas causados por ATM; un ejemplo de esto es que mantener la cabeza hacia adelante durante mucho tiempo ocasiona una gran tensión tanto en los músculos del cuello como en los del rostro.

Otras posibles causas serían: dislocaciones, fracturas, artritis y problemas estructurales desde el nacimiento.

Para tratar correctamente el bruxismo y los trastornos de ATM, suele llevarse a cabo un examen completo donde se involucra lo siguiente:

Análisis dental para descartar cualquier mala alineación que altere la mordida.

Palpar los músculos y la articulación para detectar si existe sensibilidad.

Presionar en torno a la cabeza con el fin de determinar cuáles son las zonas sensibles y/o que presentan dolor.

Realizar resonancias magnéticas o radiografías de la mandíbula.

Formulario de contacto