Cirugía ortognática

La cirugía ortognática es la cirugía necesaria para reposicionar los maxilares con la finalidad de conseguir una oclusión dental correcta y una mejora estética.

Está indicada en los casos en que maxilar y/o mandíbula presenten una alteración en su tamaño o posición, produciendo diferentes tipos de maloclusiones dentales, les cuales comprometen la función (la masticación y la fonación) y la estética.

En relación a esta alteración de tamaño y/o posición de maxilar y mandíbula, podemos encontrar caras largas o caras excesivamente cortas, podemos encontrar perfiles cóncavos o perfiles convexos, o podemos encontrar caras asimétricas. Estas alteraciones van acompañadas de maloclusiones dentales.

Para la corrección de estas deformidades maxilofaciales, es necesario que la cirugía ortognática vaya asociada a un tratamiento ortodóntico  específico.

Son casos de “maloclusiones” donde la ortodoncia sola no podría conseguir una oclusión correcta. El problema no es exclusivamente de los dientes sino de les bases óseas.  El ortodoncista alineará los dientes, una arcada independiente de la otra, y será después el cirujano maxilofacial quien, mediante osteotomías de los maxilares, los hará ocluir correctamente. El ortodoncista podrá acabar el tratamiento.