Odontopediatría Sabadell

La Odontopediatría es el área de la odontología que se encarga del tratamiento dental integral infantil.

El papel del odontopediatra es atender la salud bucodental de vuestro hijo. Su papel es muy importante y su tarea preventiva es básica tanto en la infancia,  en la dentición de leche, como a medida que el niño crece, primero con la dentición mixta y después la definitiva.

La enseñanza y adquisición de un correcto hábito de cepillado es fundamental, así como las fluorizaciones para fortalecer el esmalte, y el sellado de fisuras en los primeros molares definitivos cuando el niño aún no se cepilla correctamente. Todo orientado a prevenir y tratar la caries.

En el caso que sea necesario tratar la caries, si ésta existe, el odontopediatra tiene la habilitad necesaria para transmitir confianza a los niños, y los conocimientos, criterio y habilidad necesarias para los tratamientos dentales en la edad infantil. Los tratamientos no son los mismos que en los adultos.

También es fundamental el seguimiento de la erupción de la dentición definitiva y, si es necesario, aconsejaros el momento adecuado para iniciar el tratamiento ortodóncico: la ortodoncia interceptiva, a los 7-8 años, aprovechando el brote de crecimiento de vuestro hijo, o más adelante, ya con la dentición definitiva, aconsejaros la ortodoncia fija, a la adolescencia.

Los niños necesitan atención dental especializada, ya que el trato, los materiales y los procedimientos odontológicos difieren en gran medida si los comparamos con los que se le efectúan a la gente adulta.

A continuación se muestra como debe ser el desarrollo de la higiene bucal en los primeros años de edad:

  • De los 4 a los 24 meses de edad comienzan a erupcionar los dientes temporales (“de leche”).
  • Los padres deben cepillar los dientes del bebé.
  • De los 2 a los 4 años de edad termina la erupción de los dientes temporales.
  • Comienzan aprendiendo a cepillarse imitando a los padres, quienes deben supervisar a los hijos.
  • De los 5 a los 7 años de edad aparecen los primeros dientes permanentes y empiezan a caerse los dientes temporales.
  • Las manos son más grandes y mejora la destreza, pero aún es necesaria la supervisión de los padres.
  • De los 8 años de edad en adelante terminarán de erupcionar los dientes permanentes.

Si es necesario, aconsejaros el momento adecuado para iniciar el tratamiento ortodóncico: la ortodoncia interceptiva, a los 7-8 años, aprovechando el brote de crecimiento de vuestro hijo, o más adelante, ya con la dentición definitiva, aconsejaros la ortodoncia fija, a la adolescencia.