Prostodoncia

La prostodoncia  es la reposición protésica de los dientes perdidos.

La elección de las distintas opciones dependerá de las piezas perdidas y de las características de vuestro caso, así como de vuestras preferencias.

Esta reposición de los dientes perdidos puede ser a través de prótesis fijas, conocidas como “puentes” ya que el soporte es en los dientes que se encuentran a cada lado del tramo edéntulo. Será necesario rebajar, endodonciar (“matar el nervio”) y enfundar estos dientes sanos. Actuarán como pilares del puente y soportarán el tramo de los dientes que añadamos. Solamente se puede ofrecer esta opción en tramos cortos, y cuando haya dientes a cada lado. La estructura interna de una prótesis fija suele ser metálica, y la parte superficial (tal como vemos les dientes) será de cerámica o de zirconio  (más estético).

Las prótesis removibles (las que podemos quitar y poner) pueden ser  parciales o completas (“dentaduras postizas”)

Las prótesis completas las requieren los pacientes sin ningún  diente en la arcada dental. El soporte de estas prótesis, una vez hemos perdido los dientes, es el hueso  y la encía. Serán más o menos estables según si hemos perdido más o menos hueso. Son prótesis de resina. La resina rosa substituye la encía y la blanca substituye los dientes.

Las prótesis parciales las requieren los pacientes que aún conservan algún diente y a los que no podemos ofrecerles “puentes”. Tienen una estructura metálica interna de donde salen los “ganchos” que sujetan la prótesis a los dientes remanentes, y una estructura externa de resina rosa para la encía y blanca para los dientes

Otra opción que el odontólogo os puede ofrecer son las prótesis sobre implantes dentales.